Rate this post

Cómo ser un viajero responsable.

Viajar es un placer, pero ¿cómo hacemos para visitar una ciudad, conocerla realmente y no perjudicar a los vecinos de nuestro destino?

Turismo masivo, gentrificación… son palabras que empiezan a sonar habitualmente en noticias y conversaciones, y en nuestra mano está cambiar las cosas para seguir manteniendo el turismo que nos encanta, nos abre la mente y nos ilusiona tanto preparar.

10 consejos para convertirte en un viajero responsable:

  1. Observa las costumbres locales. El clásico ‘donde fueres haz lo que vieres’ es el mejor aliado para conocer realmente una ciudad.
  2. Aprovecha si vas a hacer un viaje largo y visita varios destinos cercanos.
  3. Minimiza tu impacto medioambiental: utiliza transportes públicos y compartidos, alquila bicis y conoce las ciudades a pie.
  4. Apoya la economía local: busca los mercados locales, tiendas de artesanía… y compra recuerdos auténticos, a los que cogerás mucho más cariño que al típico llavero de la Torre Eiffel.
  5. Respeta el patrimonio. Hoy las ciudades están llenas de candados en los puentes, mañana habrá otra moda, y en nosotros está alejarnos de estos gestos (aunque sea una tentación participar de ellos).

    Turismo sostenible estés donde estés

    Turismo sostenible estés donde estés

  6. Intenta pasar inadvertido. No quiere decir que no participes de la vida de la ciudad, sino que lo hagas de forma respetuosa.
  7. Las fotografías forman parte del viaje, pero ten cuidado de no incomodar y asegúrate de que tienes consentimiento para fotografiar personas, tiendas y lugares.
  8. Aprende las palabras básicas en el idioma local: hola, adiós, gracias, disculpa…
  9. Visita las zonas típicas, pero también otros rincones de la ciudad poco frecuentados que te enseñarán mucho sobre sus habitantes y su historia.
  10. Cuenta historias a tu vuelta y desmonta estereotipos.

Entre todos, podemos hacer del turismo un lugar mejor 🙂

Y si te espera un viaje largo, no olvides visitar nuestra categoría de ‘especial almohadas de viaje‘ para llegar relajado y no perderte nada a tu llegada.