5 (100%) 1 vote

Cuando haces la mochila para un viaje habitualmente aprendes a diferenciar lo opcional de lo imprescindible, y te vuelves una persona con menos necesidades y menos cargas, y por tanto con más hueco en la mochila para llenarla de experiencias.

¿Quieres empezar a viajar con mochila en vez de con maleta? ¿Crees que no te va a caber todo lo que tienes que llevar? Con estos consejos, ¡seguro que lo consigues!

Hacer un viaje mochilero

Hacer un viaje mochilero es fácil

Paso 1: planificación de la mochila para un viaje mochilero

Te recomendamos que escribas todos los días que estarás fuera y hagas la maleta pensando qué te pondrás cada uno de ellos para no incluir porsiacasos en tu mochila. Solo lo necesario. Si vas a estar varias semanas y no puedes pensar día a día imagina una semana estándar, y luego podrás ir reinventando el resto de las semanas en base a la primera. Te dejamos este post para que optimices el espacio.

Paso 2: una mochila de tamaño idóneo para tu viaje

Normalmente las de 40 litros están bien para cualquier tipo de viaje mochilero en el que no quieras llevar demasiado peso. No olvides elegir una que tenga correas para repartir el peso en pecho y cadera y así tu espalda sufra lo menos posible.

Paso 3: elige prendas de ropa reutilizables

Es importante que te puedas poner la ropa varias veces: elige pantalones que puedan combinarse con varias partes de arriba para poder usarlos varios días, chaquetas que abriguen y sean a la vez impermeables etc.

Paso 4: calzado, el básico

No te pases: lleva las zapatillas o botas de montaña con las que mejor andes, incluye unas chanclas y ya está.

Paso 5: es mejor quedarse corto, aunque tengas que comprar algo por el camino

Normalmente los viajes mochileros son para recorrer diferentes tierras desconocidas, así que puedes aprovechar para ayudar a la economía local comprando en tiendas de artesanía, mercados locales etc. aquello que de repente necesitas.

Paso 6: las cosas de valor, que no vayan en la mochila grande

Te recomendamos una riñonera, o una bolsa pequeña que vaya siempre contigo (incluso al baño) para que, si pierdes la mochila, no te quedes tirado. Una idea muy buena es escanear todo lo que necesitas para tu viaje (billetes, documentos personales, pasaporte, seguro, etc.) y enviártelo por mail o guardarlo en la nube. Si en algún momento pierdes todo, puedes recuperarlo en un clic y te puede sacar de un apuro.

Paso 7: lleva una pastilla de jabón para poder lavar ropa cuando puedas

Lo agradecerás mucho, y no olvides una bolsa para guardar la ropa que vayas ensuciando y que no se mezcle con la limpia. Además, es aconsejable meter una cuerda en la mochila que puede servir para cualquier cosa, pero especialmente para colgar la ropa y que se seque después de lavarla.

Paso 8: kit de supervivencia

Medicinas básicas, crema solar, antimosquitos, gafas de sol, batería extra para el móvil, cepillo de dientes con pasta suficiente, líquido de lentillas para todo el viaje…

Viajar estilo mochilero es una experiencia muy recomendable. Te aconsejamos que empieces probando un fin de semana de mochila en vez de maleta, y poco a poco vayas haciendo viajes más largos.

¡Disfruta tu experiencia mochilera!